Volver

Cómo mejorar el rendimiento siendo más económico

En nuestro último post del blog, hemos visto que la relación entre la biomecánica y el « running economy » (RE)* es propia de cada uno y no siempre responde a las reglas universales.

 

Contrariamente a los corredores populares, en el seguimiento de atletas de buen nivel que desean mejorar su rendimiento, soy muy prudente en el momento de integrar cambios biomecánicos específicos. El riesgo de perturbar su eficacia (RE), ya instaurada, es grande. Acordémonos también que hay poca literatura que apoye estos cambios. Por el contrario, algunos aspectos del entrenamiento son conocidos como factores que mejoran significativamente el RE, elemento determinante en el rendimiento*, y esto, para los corredores de todos los niveles. Correr a menudo, correr más, correr con más frecuencia a velocidad de carrera, tener un calzado más minimalista (peso y interferencia), tener un buen dinamismo en el suelo (que puede aumentar integrando la carrera descalzo, la pliometría, etc.), son los principales factores interesantes de integrar.

 

Para el atleta experimentado, mi enfoque está basado en la integración de estos factores más bien que sobre la corrección de los factores biomecánicos sutiles. Yo les expongo una tabla muy simple enumerando algunos aspectos ligados al RE. Definimos aquello que ellos hacen actualmente y los objetivos que ellos pueden integrar para llegar a su fin. El coaching no es tanto sobre la finalidad sino sobre el proceso para llegar a ella. Puesto que el único riesgo que hace falta calcular (y hay que calcularlo bien) es el riesgo de lesión que podrían tener a causa de los cambios inducidos. Por esta razón, para algunos este proceso puede durar hasta 2 años. ¿Queréis mejorar vuestro rendimiento mejorando vuestro RE? ¡Rellenar vuestra propia tabla!

 

* El Running Economy (RE) es la diferencia que existe entre Lance Amstrong que corre la maratón en 3h00 y aquellos que la corren en 2h05… y esto con la misma VO2max! :)