Volver

¿Más amortiguación para mejorar el rendimiento?

Un estudio de Tung et al, « A test of the metabolic cost of cushioning hypothesis during unshod and shod running », ha sido publicado recientemente en el Applied Sciences.

 

Resumen 

Los autores unieron grosores de 10 y 20 mm de foam, esa espuma viscoelástica utilizada en el calzado de carrera, sobre la correa de una cinta de correr. Doce corredores con ataque de mediopié, y con una buena experiencia en carrera barefoot o con calzado minimalista corrieron descalzos en cada una de las condiciones (cinta de correr normal, cinta de correr con 10mm de foam y cinta de correr con 20mm de foam). También corrieron con un calzado ligero y amortiguado sobre una cinta de correr normal. En comparación con correr descalzo sobre una cinta de correr normal, correr descalzo sobre la cinta con 10mm de foam requirió 1,63% ± 0,67% menos de energía metabólica, pero sobre la superficie de 20mm no había ningún efecto significativo. La carrera con y sin calzado sobre la cinta de correr no mostró ninguna diferencia, probablemente porque los efectos beneficiosos de la amortiguación compensaron el efecto negativo del peso del calzado. Conclusión : De media, la amortiguación en el calzado y en la superficie reducen el coste metabólico requerido en el momento de carrera a velocidad sub-máxima. 

 

Opinión 

Es un estudio publicado recientemente que ya conocíamos porque se presentó un póster suyo hace unos meses en un congreso. Los resultados van en la misma dirección que otro estudio del equipo del Dr Kram de la Universidad de Colorado que había mostrado que un poco de amortiguación en el calzado (calzado minimalista con un índice TRC de 70%) reducía el consumo de O2 de 8 corredores “atacantes de mediopié” (sobre 12 que realizaron el test) en comparación al pie descalzo. Lo que es interesante de este estudio es el hecho de haber quitado la restricción de la zapatilla (el efecto de masa y la interferencia con las sensaciones del suelo) para intentar aislar el efecto amortiguación.

 

Veamos algunos puntos interesantes:

 

  • La respuesta era muy individual. Sobre la superficie amortiguada de 20mm, 5 sujetos fueron menos económicos mientras que 7 fueron más económicos que durante las pruebas sobre cinta de correr rígida sin foam amortiguador.
  • Si miramos la media de los sujetos, la condición más económica fue el pie descalzo sobre una cinta de correr con un poco de amortiguación (10mm… un grosor similar a la del calzado de competición, MUY minimalista).
  • La mayoría de los corredores se vuelven menos económicos con más amortiguación sobre la cinta de correr (20mm comparado a los 10mm)… incluso si esta amortiguación no está en el calzado (que añadiría el efecto de masa). ¿Sería todavía menos económico con 30mm? (Lo normal en un calzado de carrera a pie – 85% del calzado vendido).
  • El calzado (incluso minimalista con 70% de índice TRC - Nike Free 3.0) era la condición menos económica (significativamente menos que el pie descalzo sobre la cinta de correr con foam de 10mm). Además reduce significativamente la cadencia y el tiempo de contacto con el suelo. ¿Su drop de 4mm, su amortiguación de 21mm en el talón, su peso de 211g (7.4oz) o simplemente su interferencia serían la causa?
  • Los límites del estudio : Validez externa (aplicabilidad al conjunto de la población) limitada por el hecho que sólo los “atacantes de mediopié” fueron escogidos para realizar el estudio (menos del 10% de los corredores); Que sólo 2 grosores de foam fueron testados (a pesar de que la mayoría del calzado de jogging del mercado tiene alrededor de 30mm de grosor).

 

Conclusión 

El estudio es muy interesante pero aun queda trabajo para determinar las condiciones ideales para un consumo de O2 óptimo y la mejora del rendimiento. Este es un pequeño estudio experimental de 12 sujetos. Pequeña crítica personal: Dr Kram es una eminencia en el dominio de la fisiología del corredor y no dudamos de su integridad. ¡Sin embargo, el hecho de que sea un consultante pagado por Nike nos molesta un poco!