Volver

¿ Suplementos de electrolitos para prevenir la hiponatremia ?

El uso de suplementos de electrolitos es común en los corredores que compiten en pruebas de resistencia y de ultra resistencia. Además, muchos creen erróneamente que es esencial reemplazar todas las pérdidas de sodio durante este tipo de carreras si queremos prevenir los calambres, la deshidratación, las náuseas y la hiponatremia. Sin embargo, las evidencias actuales sobre este tema se esfuerzan en apoyar esta teoría. Añadir, que beber cuando no nos ha llegado la sensación de la sed es un factor que predispone mucho más al desarrollo de la hiponatremia y esto, a pesar de consumir un suplemento de electrolitos.

 

 

El equipo de investigación del Dr Hoffman se ha interesado durante los últimos años, a la evolución de las prácticas alimentarias de los corredores de la Western States Endurance Run (WSER), una carrera de 161 km a través de las montañas de Sierra Nevada.

 

Según sus observaciones, la tasa de utilización de los suplementos de electrolitos en los participantes a esta carrera se eleva a más del 90%. Sin embargo, aunque el uso de los suplementos de electrolitos sea una práctica ampliamente aceptada en el medio de las ultras, pocas pruebas sólidas soportan actualmente esta práctica en la literatura.

 

Durante la edición 2014 de la WSER, los investigadores observaron que la concentración sanguínea de sodio de los corredores al acabar la carrera era positiva, pero débilmente asociada al consumo de suplementos de sodio durante a la carrera. Sin embargo, no se observaron diferencias en el consumo de suplementos de sodio entre los corredores hiponatrémicos y normonatrémicos. En realidad, la mayoría de los corredores que habían indicado una baja ingesta de sodio en forma de suplementos terminaron la carrera con un nivel de natremia juzgado como normal.

 

El consumo de suplemento de sodio también se relaciona indirectamente a la variación de peso durante la carrera. En otras palabras, cuanto más sodio, en forma de suplementos, consume un corredor, menos elevada es la pérdida de peso  durante la carrera. Aunque esto pueda parecer una ventaja, los trabajos del Dr Hoffman han demostrado que entra dentro de lo normal una pérdida del peso inicial de entre un 3-4% en este tipo de carreras, incluso llegamos a ver pérdidas de peso de hasta un 6% entre los mejores, y esto, aparentemente sin consecuencias negativas. Con lo que es inútil, incluso podría ser perjudicial, querer prevenir a cualquier precio la pérdida de peso.

 

A la luz del conjunto de los análisis, los investigadores concluyen que ni el aporte de sodio en forma de suplemento, ni la variación de peso pueden predecir de manera convincente la concentración sanguínea de sodio al finalizar la carrera. En realidad, según su interpretación, es principalmente la sobre hidratación la principal causa del desarrollo de la hiponatremia. Por otra parte, es interesante señalar que los autores del estudio señalan una disminución de la incidencia de los casos de sobre hidratación en 2014 (21% de los corredores) en comparación a la media de las ediciones de 2008 a 2012 (36,5% de los corredores). La principal razón que podría justificar este descenso en la sobre hidratación, sería  el importante aumento del número de corredores que señalaron utilizar como estrategia de hidratación el simple hecho de beber cuando tenían sed. En efecto, el 79,6% de los corredores en 2014 indicaron haber utilizado esta estrategia durante al menos un tramo de la carrera y un 41,1% durante toda la carrera. En 2011, sólo el 17% de los corredores habían indicado que utilizarían esta estrategia. El aumento de esta práctica entre los corredores podría ser la principal razón que explicara por qué sólo el 6,6% desarrolló una hiponatremia, aún cuando los autores pronosticaban un 15 – 30%, y esto, basándose en las condiciones meteorológicas y de las observaciones de los años anteriores. 

 

En conclusión

 

El equipo del Dr Hoffman concluye que una baja ingesta de sodio (sin consumir suplementos) tiene poco que ver con el desarrollo de la hiponatremia durante una carrera de más de 30 horas. En realidad, la hidratación tendría un potencial mucho más importante de afectar el equilibrio de electrolitos total. Por lo tanto, el uso agresivo de suplementos de electrolitos no es necesario si su fin es mantener un nivel de natremia juzgado como adecuado. El primer consejo que hemos de respetar en carrera reside en beber según la sed que tengamos, sin más. Si sobrepasáis este umbral, nada os garantiza que el consumo de un suplemento de electrolitos os libre de la hiponatremia… o de los calambres.

 

Isabelle Morin

Nutricionista La Clínica Del Corredor