Un sueño saludable juega un papel crucial en la buena salud de los niños. De hecho, dormir un número suficiente de horas favorece varias esferas del desarrollo infantil, tanto a nivel físico como cognitivo, así como a nivel del lenguaje y emocional. También limita el posible impacto negativo de la falta de sueño (hiperactividad, sobrepeso, agresividad, retraso del lenguaje, etc.).

 

La salud de los jóvenes comienza incluso antes que el movimiento, creando una rutina regular para dormir y un sueño de calidad.

 

 

5 TRUCOS PRÁCTICOS PARA MEJORAR EL SUEÑO DE TUS HIJOS:

  • Anímalos a practicar actividad física durante el día.
  • Crea rutinas regulares y predecibles a la hora de acostarse.
  • Favorece actividades relajantes (lectura, charla, etc.) al final del día.
  • Enséñales a ser autónomos en su sueño y felicítalos cuando se duerman solos.
  • Limita las distracciones (ruido, animales, etc.) y la exposición a tecnologías estimulantes 30 minutos antes de acostarse.

TODOS SOBRE EL SUEÑO

El documento “Encyclopédie  sur le développement des jeunes enfants” es un resumen de los hechos conocidos sobre el sueño y los niños. Cama compartida, la parasomnia, las intervenciones para gestionar los problemas del sueño, etc., todo está divulgado y muestra el papel primordial que juega el sueño sobre la salud en el desarrollo de nuestros hijos.

EL SUEÑO EN EL NIÑO

UN POCO DE CIENCIA

Los jóvenes atletas que duermen un promedio de menos de 8 horas por noche tienen 1.7 veces más probabilidades de desarrollar una lesión, en comparación con los que duermen más de 8 horas.

EL ARTÍCULO CIENTÍFICO