Volver

Los antipronadores, ¿funcionan ?

Un estudio de muy buena calidad metodológica ha sido publicado recientemente en la revista British Journal of Sports Medicine. Los autores monitorearon 372 corredores populares durante 6 meses para analizar el riesgo de lesionarse (entrenamiento semanal promedio = 2 x 9km a 6min/km ó 10 min/milla). Los corredores fueron asignados al azar a uno de los dos grupos: calzado amortiguado neutro o calzado con motion control (antipronador). El estudio concluye que los corredores con un pie plano/pronador mostraban menor riesgo de lesionarse cuando calzaban un calzado antipronador tradicional maximalista comparado con los que llevaban un calzado neutro tradicional maximalista.

 

 

 

 

Antes que todos los vendedores de calzado se vuelvan locos diciendo: “¡Lo sabía!”, para justificar su estrategia de venda de los últimos 25 años, aquí os dejamos una crítica de los resultados.

 

Lo que se sabía sobre este tema antes de este estudio

  • Hasta la fecha, la literatura científica sugiere que las tecnologías de control de la pronación integradas en el calzado no son eficaces para reducir la incidencia de las lesiones en los corredores. (2015-Knapik, 2011-Ryan)
  • No sabemos si los antipronadores son verdaderamente eficaces para reducir la pronación. Además es probable que no reduzcan la pronación normal del individuo (medida descalzo)... pero la blanda amortiguación del calzado maximalista podría aumentar esta pronación. (análisis crítico de 2011-Cheung)
  • No está claro si las medidas estáticas del pie (como el Foot Posture Index -FPI) realmente predicen la dinámica del pie (un pie plano no mostrará necesariamente más pronación) (2015-Langley)
  • Las medidas estáticas del pie (como el Foot Posture Index- FPI) no están asociadas con las patologías del miembro inferior (2013-Nielsen, Analysis of 2014-Neal)

 

¿Qué nos inspira menos confianza acerca de los resultados de este estudio?

  • Tres de los autores del estudio trabajan para el fabricante que ordenó y financió el estudio. ¿El fabricante tiene un papel en la interpretación de los resultados? ¿O el fabricante podía decidir si publicar (o no) el estudio, en función de lo que mostraran los resultados?
  • ¿Cómo es que la hipótesis de base de los autores era que el calzado con control de la pronación reduciría la incidencia de lesiones (igual a lo que encontraron), cuando el conjunto de la literatura científica no apoya esta hipótesis?
  • ¿Los resultados de este estudio cambiarían las conclusiones de la literatura actual si se incluyeran en el meta-análisisde Knapik del 2014, que concluyó que las tecnologías de control de movimiento no hacen reducir la incidencia de las lesiones, realizado con 7203 participantes? (Un meta-análisis es un resumen de la literatura mediante la agrupación de los estudios que engloban un mismo tema).
  • El número (y porcentaje) de corredores que no se lesionaron durante el estudio fue idéntico en los 2 grupos, calzado neutro y calzado con motion control... los autores también podrían haber llegado a la conclusión de que el calzado neutro es tan eficaz como el antipronador para mantener a los corredores libres de lesión ☺.

 

 

Para los profesionales

  • ¿Una plantilla más dura (del 15%) tendría realmente una influencia tan alta en las lesiones… que explicara al menos el 50% de las lesiones de este grupo?
  • Si tenemos en cuenta los resultados de este estudio como una representación de la realidad, el calzado antipronador podría reducir el extra de pronación causada por la suela blanda del calzado, y podría ser de interés para: 1. Los corredores acostumbrados al calzado maximalista; 2. Que presentan un "pie pronador"; 3. Quiénes no quieren hacer la transición a un calzado más duro y más minimalista; 4. Y quiénes tienen un mayor riesgo de contraer lesiones específicas. Por lo tanto, incluso teniendo en cuenta este estudio como LA referencia, ignorando los otros 4 estudios publicados sobre el tema, las recomendaciones clínicas de La Clínica del Corredor seguirían siendo las mismas.

 

 

 

Para los investigadores

  • Este RCT no estaba registrado en ninguna base de datos anteriormente (posibles modificaciones de los resultados antes de los análisis estadísticos)... por lo general, esto es obligatorio para publicar en revistas de la calidad del BJSM.
  • La tasa de abandono fue muy alta... y mucho más alta (que habría sido estadísticamente significativa si se hubiera informado) en el grupo con “antipronadoras” (31%) en comparación con el grupo neutro (18%). No se informaron de los detalles de las causas de abandono, a pesar que la incomodidad y el dolor fueran parte de ellas (información obtenida directamente de los autores). Esto podría haber influido mucho en los resultados, pero ni se menciona en el artículo.

 

Nuestros miedos

¿Los fabricantes y los vendedores de calzado que mantienen el paradigma del control de la pronación, a pesar de lo que nos ha dicho la ciencia hasta hoy, desde hace 25 años, van esta vez a posicionarse a favor de un estudio, concretamente este, para perpetuar sus prácticas aberrantes?

Blaise Dubois